Introducían droga en Europa disfrazados una empresa de transporte

La Guardia Civil ha capturado a 15 personas y mantiene otras seis en investigación por formar parte de una organización criminal dedicada a enviar marihuana y hachís desde España hasta varios países del continente.

La operación comenzó desde mediados de abril del año pasado, cuando la entidad policial abrieron una investigación por un robo con intimidación en Sevilla. En ese entonces, tres coches cerraron el paso de una furgoneta de una agencia de envíos reconocida en España, de inmediato, se bajaron varios hombres con armas largas y robaron el vehículo.

Al hacer seguimiento a la investigación, la Guardia Civil evidenció incongruencias en la declaración del conductor, quien se declaró como un alemán trabajador de la empresa de paquetería. Para descartar cualquier mal entendido, los agentes se comunicaron con la compañía, quien aseguró que ni el vehículo, ni el conductor pertenecían al equipo de empleados.

Leer: Incendio en Puertollano devela una plantación indoor

Investigaciones

Ente el incidente, la Guardia Civil se puso en contacto con la policía en Europa y descubrió que, el mismo hombre de la Furgoneta, estuvo detenido en Francia por transportar una furgoneta, rotulada la marca de una empresa francesa, con 154 kilogramos de marihuana y 30 kilogramos de hachís.

Gracias a la colaboración de Alemania, Francia y España se descubrió que formaba parte una organización que circulaba en diferentes vehículos portando la identidad de distintas empresas con el fin de transportar droga.

Mientras descubrían el modus operandi de la organización, conocieron que utilizaban un coche que cumplía el mismo recorrido unos kilómetros más adelante para avistar a la furgoneta si había dispositivos policiales o caminos inseguros. De esta y otras formas, contaban con diversas alternativas para evitar ser descubiertos.

Leer: Roban un local donde cultivaban marihuana para saldar una deuda

Desarticulan la organización

Los agentes dieron un golpe duro a la organización en marzo de este año cuando, uno de los camiones que era vigilado durante investigación, fue sometido a una revisión en el peaje de Irún, justo antes de salir de España. Detuvieron al conductor tras encontrar 280 kilogramos de hachís y 65 kilogramos de marihuana.

Conocieron que la organización estaba bien estructurada con jerarquías y era liderada por un alemán asentado en Cádiz. Contaban con una amplia plantilla de conductores de camiones, furgonetas, personas de vigilancia, mecánicos y más.

Hasta esta última semana de agosto fue que, finalmente, desarticularon la organización tras la detención de 15 personas y seis que se mantienen en investigación. Realizaron varios allanamientos en Sevilla, Málaga y Cádiz donde hallaron 80 kilogramos de hachís, 500 kilos de marihuana, 68 mil euros en efectivo y joyas valoradas en 400 mil euros.

Además de todo, también incautaron 12 coches con un valor superior a los 850 mil euros, tres armas, 50 teléfonos y gran material electrónico e informático como parte de la investigación.

Por Paola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *