La rentabilidad del cannabis a mediados de la década

La estigma que reposa sobre la marihuana es un velo que todavía impide percibir los miles de beneficios que ofrece la despenalización de la hierba. Más allá de los aspectos recreativos, el cultivo del cannabis resulta bondadoso para diferentes tipos de industria; incluso, como sustituto ecoamigable de productos textiles y comerciales.

Aunque la mayoría de los países mantiene restricciones parciales o totales sobre el cultivo de la hierba, el auge del mercado avista al cannabis como una industria rentable y millonaria a mediados de la década. Según Alan Glanse, el presidente de la empresa JuicyFields, estima que si se cuenta con los permisos correspondientes y el acompañamiento de los gobiernos, la producción de la hierba se convertiría en un negocio provecho para el 2025.

JuicyFields, un nuevo modelo de negocio

La culturización de los países es un paso fundamental para comenzar a explotar la industria. Es normal, según expresa el CEO de la firma, que todavía no se comprendan los beneficios económicos del cultivo. En la mayoría de los estados europeos y en América Latina todavía es un producto ilegal.

Desde JuicyFields se plantean la idea presentar un nuevo modelo para invertir en la industria del cannabis. En una entrevista para el diario El Confidencial, el empresario explicó que el modelo de trabajo consiste en «(…) ‘crowdgrowing’: cualquier persona en cualquier lugar del mundo se puede convertir en un ‘e-grower’ formando parte de un cultivo de cannabis medicinal. Los ‘e-growers‘ escogen qué planta quieren plantar y nosotros la cultivamos en alguna de las plantaciones que tenemos por todo el planeta. Cuando el proceso finaliza, la planta se vende a un tercero y los ‘e-growers‘ reciben su beneficio».

Explica que los inversores participan con una membresía que va de 50 hasta 2.000 euros y reciben, 108 días después, ganancias entre 68 a 1.200 euros. En este plazo se permite que la planta curse todo el proceso de vida para, posteriormente, efectuar los pasos que le permiten la venta.

Aunque las sede de la empresas están, actualmente, en Berlin y Malta y los cultivos en Colombia, Portugal, Sudáfrica, Dinamarca y Costa Rica, Glanse informó que abrirán una nueva sede en Valencia para potenciar el negocio dentro del territorio español.

Por Jhair

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *