Drama de una familia en Argentina por una de las víctimas que consumió cocaína adulterada en Buenos aires
0 4 mins 3 meses

En el barrio Puerta 8 de Buenos Aires, se presume que se vendió la cocaína adulterada que ha producido hasta ahora por lo menos 23 muertes y más de 80 hospitalizaciones. El día miércoles Martín Gómez, de 41 años fue encontrado por su padre Alfonso tirado en la cama, inconsciente y lo llevo al hospital donde le salvaron la vida. Para conocer más noticias internacionales te invito a seguir visitando nuestra web.

En una entrevista que concedió el padre aseguró que su hijo ya se encuentra bien, pero también afirmó que:

“Cuando lo vi ayer estaba tirado en una cama, muerto. Lo movía, lo agitaba y no reaccionaba, estaba muerto”.

Los investigadores tienen las sospechas de que el alcaloide podría haber estado mezclado con algún tipo de opioide. Esto dio lugar a que los intoxicados reaccionaran bien ante los medicamentos anti-opioides.

De interés -->  Estados Unidos tuvo una cifra récord de muertes por sobredosis de drogas

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, hizo un llamado para que quien haya comprado cocaína en las últimas 24 horas se deshaga de ella.

Toda una pesadilla

La pesadilla de la familia de Martín inició el miércoles por la mañana, cuando el hijo pequeño de solo 4 años llamó desesperado a su madre para avisarle que su padre no salía de la cama. Ella se levantaba a las 4:30 de la mañana para ir a trabajar y el niño se quedaba a cargo de su padre, quién lo despertaba y preparaba el desayuno.

Sin embargo, el miércoles eso no ocurrió, y el niño intentó despertar a su padre de todas las formas posibles. La madre pidió que llame a su hermano más grande que tampoco pudo hacer reaccionar al padre. Le dijo a su mamá que estaba mal, que le salía baba de la boca y no se despertaba.

De interés -->  El tráfico de drogas sintéticas gana fuerza en Latinoamérica

Una completa incertidumbre

Cuando el abuelo vio a su hijo tirado en la cama pensó que estaba muerto, pero después de darle unos cuantos tortazos se despabiló un poco. De inmediato lo llevaron al hospital más cercano, aunque fue difícil cargarlo porque mide casi 2 metros de estatura.

Sin embargo, lograron subirlo al auto, y lo llevaron al hospital Bocalandro, donde le hicieron muchas cosas. Le hicieron de todo hasta que pudieron salvar la vida del hombre, por lo cual su padre se sintió muy aliviado.

Un día de miedo

Según Alfonso, su hilo fumaba un porro de vez en cuando, pero no era para nada común que consumiera cocaína. Sin embargo, el miércoles llegó a las 3 de la mañana de trabajar y se juntó con unos amigos en Puerta 8.

De interés -->  Cayó un dealer chileno que exportaba drogas a España

Con ellos tomó la cocaína adulterada, de la cual los otros amigos habían estado consumiendo todo el día, y algunos de ellos murieron. Su hijo por otra parte fue dado de alta después de siete horas de internación.

Dos amigos de su hijo de Puerta 8 que también fueron dados de alta médica, fallecieron unas horas más tarde. Uno se descompensó al llegar, mientras que otro se puso a fumar un porro y también murió. Sin embargo, Alfonso no cree que los operativos contra el narcotráfico que se originaron por la cocaína adulterada y el alto número de víctimas cambien en nada la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.