entrevista cannabis light gianpaolo grassi
0 5 mins 1 año

Nueve meses después de la publicación del artículo Canapa therapeutica e i danni del proibizionismo ideologico (Cáñamo terapéutico y los daños del prohibicionismo ideológico), ofrecemos a nuestros lectores una actualización, con la autorizada intervención de Gianpaolo Grassi, primer investigador desde 2002 del Centro de Investigación sobre el Cáñamo de Rovigo y miembro del comité científico de Federcanapa, a quien agradecemos las horas de su tiempo libre que amablemente nos ha concedido para esta entrevista.

¿Cuáles son las últimas noticias del mundo de la investigación sobre los usos del cáñamo con fines médicos?

«Durante el último congreso de la Asociación Internacional de Medicamentos Cannabinoides (Iacm), celebrado del 17 al 19 de septiembre de 2017 en Sestri Levante, el Dr. Franjo Grotenhermen, director ejecutivo de la asociación, ofreció una visión general de los nuevos tratamientos cannabinoides que se están probando actualmente o que comienzan su producción comercial.

De interés -->  Entrevista a Hijo de Pablo Escobar: “Mi padre legalizó las drogas para mí”

En resumen: el cannabidiol ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson, la esquizofrenia, la esclerosis múltiple (especialmente en la fase crónica), la intoxicación por THC (tetrahidrocannabinol, el agente psicotrópico de la marihuana). El CBD también ha demostrado tener efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, analgésicos, ansiolíticos y su poder antioxidante (antienvejecimiento) es superior al de las vitaminas C y E.
Ya existe un medicamento a base de CBD comercializado en Estados Unidos, el Epidiolex (Nda), que ha demostrado su eficacia para el tratamiento de la epilepsia. El uso del CBD para el tratamiento de la obesidad y los trastornos del sueño ya está en fase precomercial. Los tratamientos para la diabetes, la enfermedad de Alzheimer, la dependencia del alcohol, la encefalitis espongiforme bovina e incluso la malaria están en fase de estudio preliminar».

De interés -->  "Mulas" La red nigeriana que recluta venezolanos para el tráfico de drogas a Europa

Por lo tanto, parece que el mayor potencial de ingresos para los cultivadores de cáñamo corresponde al cultivo de las variedades de floración más que a las de fibra. ¿Está finalmente permitido?
«Con la aprobación de la Ley 242/2016 Disposiciones para el fomento del cultivo y la cadena agroindustrial del cáñamo, las cosas han cambiado definitivamente porque se ha incluido la actividad florícola, que también incluye el cáñamo. Evidentemente, debe referirse siempre y exclusivamente a las variedades incluidas en la lista europea de variedades certificadas, que no deben producir más del 0,2% de THC. Por lo tanto, los agricultores pueden producir plantas de cáñamo que produzcan flores y, obviamente, pueden venderlas (ver circular del Mipaaf del 22/05/2018).

Aquí sigue habiendo un punto crítico: ¿vender para qué? El floricultor produce normalmente para vender flores por motivos estéticos, para montar jardines, para tener plantas en macetas y porque a mucha gente le gusta la planta del cáñamo. También se aprecia el aroma que desprende la flor cuando está seca o el humo que se produce al quemarla. Todo el mundo es consciente de que el cáñamo industrial puede producir bastantes cantidades de CBD, y en la flor este cannabinoide puede alcanzar hasta diez veces la concentración presente en las hojas. Por ello, junto a los aspectos estéticos, en la flor del cáñamo también hay componentes específicos que le confieren un potencial y unos efectos fitoterapéuticos decididamente positivos. La apreciación de los consumidores ha tenido manifestaciones llamativas, como la de hacer caer el servidor del sistema de pago PayPal el primer día del inicio de la distribución de una conocida marca de flores de cáñamo industrial».

De interés -->  Entrevista a Hijo de Pablo Escobar: “Mi padre legalizó las drogas para mí”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.